Facebook
Twitter
1x1
  A- / A+

Cielo Razzo

SAB 17/11/18
22 Hs. Solo días: Sábado
 
Tras la reciente salida de su nuevo CD/DVD #CieloVivo, la banda rosarina Cielo Razzo vuelve a Santa Fe para brindar un nuevo show en un lugar que le sienta muy bien, Tribus Bar. (Pedro Vittori 3523)
Lugar: Tribus Bar Arte (Pedro Vittori 3523)
Entrada: Entrada General: $400. Entrada + CD/DVD: $600.

1x1

Más Información:

Entrada General $400
Entrada + CD/DVD $600

Preventa exclusiva en www.cielorazzo.com

Cielo Razzo se encuentra de paseo por el país, celebrando sus 25 años juntos, una gira que inauguraron en uno de los grandes templos del rock local, el Luna, y que los traerá a Santa Fe. 
 
La banda rosarina promete para la noche sabatina “un lindo mejunje” de canciones que repasarán el cuarto de siglo y que será distinta de la mostrada en el Luna, el mes pasado. “Tenemos muchísimas canciones y las vamos a seguir rotando”, explica Cristian Narváez, bajista y uno de los fundadores del combo que lanzará un DVD con el recital del Luna después del Mundial: esa grabación “nos ató” a la hora de elegir el setlist para el primer recital de la banda en la temporada, porque tuvieron que evitar repeticiones respecto a su primer recital aparecido en DVD, pero superada la instancia de grabación en el Luna, cuenta Narváez, son libres para volver a armar un “variadito” de sus siete discos de estudio editados hasta la fecha.
 
Un camino discográfico que comenzó con “Buenas”, editado recién en 2001, hace “apenas” 17 años: las restantes ocho temporadas del conjunto fueron formativos, con varios guitarristas entrando y saliendo hasta llegar a la formación definitiva.
 
“Tomamos como punto de partida el primer show”, cuenta Narváez en diálogo con EL DÍA, sobre el aniversario de la banda: aquel primer show de diciembre de 1993 tenía a Narváez, Pablo Pino en voz, Gabriel Uroz en batería, Fernando “Nano” Aime y Claudio Artaza en las guitarras. De aquella formación siguen Narváez, Pino y “Nano”.
 
“Armamos la banda para matar los ratos de ocio los fines de semana”, recuerda Narváez: Cielo Razzo nació como cualquier banda adolescente, “no sabíamos mucho, arrancamos como un juego”, y siguió así durante varios años. Pero la música se fue convirtiendo en algo más que un hobby para levantar cuando en el cierre de siglo se sumó al combo Diego “Pájaro” Almirón, a quien le estaba yendo muy bien en su otro proyecto: entonces lanzó un ultimátum. “Si se quedaba se quedaba por algo serio”, cuenta Narváez, y así fue que tras ocho años la banda decidió lanzar su primer disco.
 
Desde entonces “pasó mucha agua por abajo del puente”: los rosarinos pasaron de ser de una referencia grunge en el ámbito local a ampliar la paleta de sonidos, marcando “una diferencia abismal” entre un disco y otro. Pero siempre desde Rosario, donde cerrarán la gira en diciembre: “Siempre fue nuestra meta quedarnos acá, sabiendo que nos trajo y nos trae problemas: Dios tiene su oficina en capital... Sabemos que no es lo mismo, estamos afuera de cierto circuito”, reconoce Narváez sobre el acto valiente que abrió la puerta al rock federal.
 
En aquellos primeros años la distancia no parecía importar, sin embargo. “Cuando arrancás y te querés llevar el mundo por delante, tocás en cualquier lado, no te importa nada, si te dicen que tenés que viajar 48 horas en colectivo, vas”, dice Narváez mientras recuerda viajes de doce horas en micros para dormir en camas cucheta en algún club del interior del país.
 
Pero ese espíritu under, reflexiona, no se ha apagado aunque ahora toquen en el Luna: “Nuestra idea sigue siendo tocar en todos lados. A veces hay que hacer sacrificios, bajar a los principios: pero vamos, como sea. Aunque ya nos cuesta un poco, estamos más grandes...”
 
Vídeo:

1x1




1x1


Recibí Agenda Semanal

contacto




1x1
Guia Guia Guia